Blogia
ENSAYOS DE LA SIERRA-SANTA CRUZ-BOLIVIA

TRANSFORMACIÓN DE LA MAQUINARIA EN LA PRIMERA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL, POR JOHN STENVALL

 TRANSFORMACIÓN DE LA MAQUINARIA EN LA PRIMERA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL

Colegio De La Sierra

Materia: Literatura

Profesora: Mónica García

Autor: John Stenvall

 

INTRODUCCIÓN

La Revolución Industrial para mi es aquel cambio que nos deja en lo que hoy somos en la actualidad, es la revolución que cambio la vida en todos los aspectos tanto sociales, económicos, políticos, científicos y tecnológicos. Cabe destacar que la Revolución Industrial es un cambio que se formó a partir de otras “revoluciones”, es decir, la Revolución Industrial es un conjunto de revoluciones. En este ensayo nos vamos a basar en los cambios que se dieron en la maquinaria que son para mí los que jugaron el mayor papel en esta revolución. 

Con este ensayo me propongo demostrar el por qué los cambios en la maquinaria jugaron un papel tan importante tanto para esa época y también cómo se desarrollaron y quienes fueron los que impulsaron el desarrollo de las maquinas.

ANTECEDENTES

Antes de que se diera la Revolución Industrial proliferaba el trabajo manual y no existían fábricas que produjeran artículos en serie. Hasta el último tercio del siglo XVII el esfuerzo físico  y algunas otras herramientas básicas como el martillo o el serrucho eran lo necesario para fabricar productos. Como todo se tenía que hacer a mano esto hacia que los artículos se fabricaran muy lentamente y no beneficiaba para nada al comercio que demandaba cada vez más por el hecho de que la población estaba aumentando.  Luego se empieza a inventar una serie de maquinas  que originan lo que hoy se denomina el maquinismo que no es otra cosa más que el cambio de la obra de mano por maquinaria.

EL MAQUINISMO

Como bien se sabe la Revolución Industrial se inició a mediados del siglo XIX en Inglaterra ya que esta presentaba las condiciones favorables para el despegue industrial ya que contaba con el hierro y el carbón necesario, un transporte adecuado para distribuir las mercaderías y el dominio marítimo para proveerse de las materias primas que necesitaba. Esta nación, en el siglo XVIII se había convertido en la potencia mercantil e industrial más importante del mundo. Sus posesiones se extendían por todo el globo por lo que las flotas inglesas recorrían todos los mares y sus comerciantes traficaban en todas partes.

 Dicha situación aumentó la demanda de muchos artículos, entre los que se contaban los tejidos de algodón y que por provenir en su mayor parte de la India, se les llamaba indianas. Debido a que la industria inglesa, basada en el simple trabajo manual de sus obreros, no alcanzaba a satisfacer las necesidades crecientes del mundo, y porque no podía competir con el bajo costo de la obra de los hindúes, los industriales de la región de Lancashire -vecina al pueblo de Liverpool- ofrecieron importantes premios a quienes lograsen crear nuevos procedimientos que fuesen más eficientes que la antigua rueca y el primitivo telar. A partir de estas ofertas surgieron las primeras máquinas para hilar, para tejer y para desmontar el algodón.

 

Una de mis citas preferidas que explica con un ejemplo la diferencia del antes y el después de la Revolución:

"El progreso más importante en las facultades productivas del trabajo, y gran parte de la aptitud, destreza y sensatez conque ésta se aplica y dirige, por doquier, parecen ser consecuencia de la división del trabajo...
Tomemos por ejemplo...la manufactura de alfileres. Un obrero que no haya sido adiestrado en esta clase de tarea y que no esté acostumbrado a manejar la maquinaria que en él se utiliza, por más trabaje, apenas podría hacer un alfiler al día, y desde luego no podría confeccionar más de 20. Pero dada la manera como se practica hoy día la fabricación de alfileres, no sólo la fabricación misma constituye un oficio aparte, sino que está dividida en varios ramos, ....Un obrero estira el alambre, otro lo endereza, un tercero lo va cortando en trozos iguales, un cuarto hace la punta, un quinto obrero está ocupado en limar el extremo donde se va a colocar la cabeza: a su vez la confección de la cabeza requiere de 3 operaciones distintas, las cuales son desempeñadas en algunas fábricas por otros tantos obreros diferentes....
He visto una pequeña fábrica de esta especie que no empleaba más que 10 obreros.... A pesar de que eran pobres y, por lo tanto, no estaban bien provistos de la maquinaria debida, podían cuando se esforzaban, hacer entre todos, diariamente, unas doce libras de alfileres. En cada libra había más de 4000 alfileres de tamaño mediano. Por consiguiente, estas 10 personas podían hacer cada día, en conjunto, más de 48.000 alfileres, cuya cantidad, dividida entre 10, correspondía a 4800 por persona....

Este aumento considerable de la cantidad de productos que un mismo número de personas puede confeccionar, como consecuencia de la división del trabajo, procede de tres circunstancias distintas: primera, de la mayor destreza de cada obrero en particular; segunda, del ahorro de tiempo que comúnmente se pierde al pasar de una ocupación a otra, y por último, de la invención de un gran número de máquinas, que facilitan y abrevian el trabajo, capacitando a un hombre para hacer la labor de muchos...."

Adam Smith, La riqueza de las Naciones, 1776.

Otra cosa que hay que destacar del maquinismo es que destruyó muchas fuentes de trabajo, sin embargo, abrió otras nuevas. Gracias al maquinismo se lograron formar fábricas en un mismo lugar y como se necesitaban nuevos empleados hizo que las personas se trasladaran del campo a la ciudad y que crearan nuevas urbanizaciones. Además las personas se tenían que capacitar para operar las nuevas máquinas inventadas lo que poco a poco logró crear nuevas profesiones debido a que cada vez las máquinas se iban modernizando y a la vez se hacía más complicado su manejo.

Sin embargo, la Revolución trajo consigo “los efectos secundarios” como señala esta cita de J.G. Henry (profesor  de la Universidad de Toronto), en su obra "Ingeniería Ambiental":

"La Revolución Industrial en Gran Bretaña, Europa y Estados Unidos en el siglo XIX agravó los problemas ambientales, pues como consecuencia de la industrialización se produjo una mayor urbanización. Ambos fenómenos fueron, y son, la causa fundamental de la contaminación del agua y del aire, problemas que las ciudades de aquella época fueron incapaces de manejar".

 

 

LA INDUSTRIA TEXTIL

En mi opinión este que fue por cierto uno de los primeros inventos fue el que dio el primer paso para la Revolución Industrial. Obviamente fue el invento más importante para la industrial textil de aquel entonces ya que cada vez se requerían mas prendas y no había suficiente mano de obra para abastecer a la población. Cuando ya no alcanzo la mano de obra se intentó solucionar la dificultad con algunas maquinas que pudieran hilar algodón. Primero se inventó, en 1733, la lanzadera. A esta siguió la primera hiladora o máquina para hilar, inventada en 1764.

LA SPINNING JENNY

La primera máquina para hilar o spinning Jenny fue inventada por el inglés James Hargreaves, carpintero-tejedor de Blackburn. Se dice que la idea de la Jenny se le ocurrió al ver una rueda de un solo hilo girando sin control en el suelo en posición horizontal. Se dio cuenta de que si se situaban varios husos alineados y la rueda se ponía en horizontal en lugar de en vertical se podrían hilar varios hilos a la vez. Esta idea pudo nacer en la cabeza de Hargreaves o quizás en la de Thomas Highs, que tenía una hija llamada Jenny: las fuentes están en desacuerdo.

Hargraves se enfrentaría pronto a los luditas de Lancashire, hiladores tradicionales que veían peligrar sus puestos de trabajo por la invención de la nueva hiladora. Tras irrumpir en su taller y destruir toda su maquinaria Hargreaves tuvo que trasladarse a Nottingham, donde la industria del algodón se beneficiaría del incremento de producción de hilo. También Arkwright se trasladaría al Nottingham, donde alcanzó aún más éxito que Hargreaves. Hargreaves hizo jennies para un hombre llamado Shipley. En julio de 1770 pidió la patente para su máquina, lo que le permitió emprender acciones legales contra los fabricantes de Lancashire que habían empezado a usar su diseño sin su permiso. Sin embargo, al haber pedido la patente con tanta tardanza su demanda no prosperó, aun así Hargreaves continuó en el negocio hasta su muerte en 1778, un año antes de que Samuel Crompton inventase la spinning mule, de diseño superior. Cuando murió, la jenny era muy utilizada en toda Gran Bretaña. Sin embargo, Hargreaves murió en la relativa pobreza.

LA WATER FRAME

Luego de la máquina de Hargreaves en 1769 se inventaría una máquina para hilar más eficiente y mejorada que la anterior llamada Water Frame cuyo inventor fue el Inglés Arkwright

Debe ser considerada como un invento que supone un enorme salto cualitativo. Hasta entonces las máquinas de hilar (como la spinning jenny) se limitaban a ser una versión mejorada de los antiguos tornos de hilar: necesitaban la fuerza humana como energía y la presencia de un trabajador muy especializado. Arkwright consideró la utilización de caballos para mover su máquina hasta que en 1771 se decidió por crear una factoría en Cromford aprovechando la corriente del río. Una gran fábrica llena de máquinas hiladoras movidas por energía hidráulica que requerían mano de obra no muy especializada: un sistema que se extenderá por toda la geografía británica y que se utilizará en otras actividades textiles y pronto en otros sectores manufactureros. Es por tanto, la invención de una maquinaria que precisa enormes cantidades de energía la que llevará a la industria a concentrarse en grandes fábricas (factory system).

EL TELAR MECÁNICO

En 1787 el inglés Edmund Cartwright invento un nuevo telar mecánico mucho mas mejorado gracias a que las técnicas habían avanzado, pues se habían resuelto los problemas del hilado mecánico con la spinning jenny de James Hargreaves y el trabajo en cadena, sin los que no podría haber tenido éxito su sistema. Diseñó el primer telar mecánico en 1784 y la patentó en 1785, pero el diseño era inservible. Sin embargo, un año más tarde patentó otra tejedora que ha servido como modelo para inventores posteriores.

Era consciente de que para que un telar mecánico alcanzara el éxito o una persona tendría que poder atender a muchas máquinas o cada máquina debería de ser más productiva que una tejedora manual. Añadió partes que ningún telar, mecánico o manual, había tenido nunca. Con esta máquina empezó a fabricar telas en Doncaster descubriendo muchos de los defectos de su diseño. Intentó remediarlos introduciendo una manivela de ruedas excéntricas que accionaba los listones de forma separada, creando un dispositivo para detener el telar cuando una lanzadera no entraba en su caja correspondiente, impidiendo que la lanzadera rebotase al chocar contra el fondo de la caja y estirando la tela automáticamente.

Este nuevo invento mejoraría mucho mas la producción de prendas, sin embargo el telar mecano de Edmund Cartwright solo serviría de basa para posteriores mejoras.

LA INDUSTRIA SIDERÚRGICA

Hay que reconocer que la industria siderúrgica fue esencial para la construcción de máquinas. Es más me atrevo a decir que la siderúrgica fue más importante que la invención de nuevas maquina ya que sin el hierro estas pues no existirían. Entonces se empezó a dar mucha importancia al tratamiento del hierro y a su producción. Hasta el final del siglo XVIII, la industria dependía del carbón y de la leña. Cuando este empezó a escasear hubo que buscar otro combustible para las fundiciones. En 1709, Abraham Darby logro fundir el mineral con coque en vez de carbón de leña y obtuvo una nueva clase denominado hierro colado, que era magnifico para hacer piezas de hierro fundido.  En 1783 se logro fabricar el hierro dulce  que resulta tan fuerte como el hierro forjado. Después de 1850 se hicieron necesarios metales con mayor resistencia y en 1855 Bessemer logró fabricar acero a partir del hierro colado. Por entonces la producción de acero era muy escasa. En 1867, un francés, Martin, patentó un nuevo método consistente en fundir chatarra en un baño de hierro colado, calentado en el horno regenerador de Siemens. Este método es el usado con más frecuencia en la actualidad.

 

 

LA EDAD DEL VAPOR

Uno de los inventos más significativos de la Revolución Industrial fue la máquina de vapor. Se puede decir que se considera el verdadero inicio de la Revolución ya que cambia la manera de obtención de fuentes de energía. En un comienzo se había utilizado la fuerza mecánica proporcionada por los molinos de viento y los de agua y esto obligaba a que las personas se desplazaran a los ríos o a lugares específicos es decir que las personan no se podían establecer en un solo lugar donde pudieran crear fabricas sin necesidad de ir a otros sitios. Pero esto se acabó con la invención de la máquina de vapor de Watt que logró convertir el vapor de agua en un servidor más de los intereses humanos y sustituir la fuerza hidráulica. Se valió para ello de su invención del condensador  separado, con el cual ideó un nuevo tipo de máquina. En las primeras máquinas de vapor, éste movía un émbolo de un lado a otro, utilizándose principalmente para bobear agua en las minas, pero Watt concibió un método con el cual la fuerza del vapor podía aplicarse también a los  movimientos de rotación, y éste fue, en muchos aspectos, el más importante de sus hallazgos. Gracias a este invento, la energía generada por esta máquina se podía usar en cualquier lugar y a cualquier hora y que permitía hacer funcionar otras máquinas. A partir de este punto, ya casi no hubo límites para el avance de esta invención, que fue revolucionando industria tras industria.

La máquina a vapor se hizo tan necesaria que comenzó a emplearse en: la metalurgia, en el transporte (barco, ferrocarril, etc.), en el campo, etc.

APLICACIONES

El barco a vapor

Antes de la invención del barco a vapor se utilizaban los barcos de vela los cuales eran ineficientes y muy lentos. Además no satisfacían a la población mundial que cada vez requería más y más productos.

Sin duda alguna el barco a vapor tuvo muchísima importancia en el comercio. Ahora se podía importar o exportar productos más rápidamente lo que beneficiaba a la economía global. 

El primer modelo se denominó "Clermont", construido por el ingeniero estadounidense Robert Fulton. Dicha embarcación hizo por primera vez un servicio de regular de pasajeros en 1807, en el río Hudson, entre las ciudades de Nueva York y Albany, a razón de 8,5 kilómetros por hora. El modelo pesaba 150 toneladas y estaba equipado con una máquina a vapor y una rueda de pala. A partir de este barco, la navegación a vapor hizo rápidos avances en Estados Unidos y Europa, y en 1819, el "Savannah" cruzó el Atlántico. Paralelamente, se vio un auge en la construcción de canales, entre los cuales destacaron el Suez en 1869 y el de Panamá, puesto en servicio en 1914.

 

Ferrocarril

Las vías existieron mucho antes de la invención de las máquinas de vapor. Las que conocemos hoy tienen su origen en las minas europeas de mediados del siglo XVI. Para facilitar el trabajo manual, las cargas pesadas eran transportadas en carros de cuatro ruedas que se desplazaban sobre tablas de madera paralelas. Un perno ubicado debajo del vagón corría entre las tablas, guiando el carruaje. Los ferrocarriles emplearon más tarde diferentes sistemas de guía.

Hasta la llegada de la máquina de vapor, la fuerza empleada para el transporte era principalmente la del hombre o el caballo

En 1814, comenzaba su existencia la locomotora, creada por Stepheson, que realizó sus primeros ensayos en las minas, y en 1825 surgía el ferrocarril, que provocó una revolución en los transportes, comunicando zonas agro-exportadoras distantes. En el año  1830, la “Rocket”, locomotora creada por Stephenson, recorrió a más de 50 Km por hora la línea entre Liverpool y Manchester, en el día de su inauguración. El transiberiano (red ferroviaria), a fines del siglo XIX, permitió que las zonas orientales de Europa y Asia obtuvieran contacto personal, militar y comercial. Su gran impulsor fue el Zar Alejandro III.

EL ferrocarril permitió conectar ciudades vía terrestre con el fin de poder transportarse más rápidamente y poder trasladar mercancías. Esto mejoro también el mercado que antes se limitaba  a áreas locales.

Imprenta a vapor

 En 1814, el Times, diario londinense, instaló la primera imprenta de vapor, que le permitió cumplir en dos horas el trabajo que antes exigía un día.
Hasta la aparición de estos inventos, las únicas máquinas existentes eran accionadas por el viento, el agua y los músculos de hombres y animales.

El maquinismo se desarrolló, primeramente, en Inglaterra hasta la caída de Napoleón en 1815, pues a partir de esa fecha y en el transcurso de los siglos XIX y XX, las máquinas fueron invadiendo los demás países de Europa y del mundo.

Conclusión

El maquinismo es un concepto histórico que hace referencia al fenómeno acontecido durante el principio de la Revolución industrial

Sin duda alguna se puede decir que el maquinismo fue el origen de la Revolución Industrial ya que mejoro tanto directa como indirectamente todos los campos. También cabe recalcar que gracias al cambio de la mano de obra por maquinaria, la gente se abastecía de productos rápidamente y también se crearon muchas fuentes de trabajo y fábricas lo que mejoro la calidad de vida de las personas.

Los primeros síntomas de la Revolución Industrial y el nacimiento del régimen fabril tienen sus orígenes en la máquina textil.

El verdadero inicio de la Revolución Industrial se debió a la invención de la máquina de vapor de Watt.

La época del vapor jugo el papel más importante debido a los cambios del transporte y del comercio en esa época.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres